Cómo mirar las cosas

Suelo caminar por las calles, con los cascos puestos a todo volumen para no oír a la gente y sus tonterías. El ruido de la ciudad es enfermizo. Pero si esto de por sí no es suficiente, a veces desearía poder andar con una venda en los ojos. Al subir por la calle que lleva a mi casa, vi a unos 50 metros delante de mí, una mujer que no sobrepasaría los 60 cm de altura. Tenía las piernas arqueadas y una “chepa” prominente. La cabeza era grande en relación al cuerpo. Tenía un pelo rubio y unos ojos de un verde esmeralda. Andaba con cierta dificultad y tenía que mover a golpe de cadera las piernas; su cuerpo como por inercia seguía el movimiento al compás. Tres chavales bajaban por la misma calle y al verla dejaron escapar una sonrisa maliciosa. Nada más dejarla atrás, empezaron a reírse y a realizar gracias ostentosas y visibles. La mujer amagó el pararse y vaciló a la hora de seguir andando. Tras unos segundos siguió su camino con la cabeza gacha; quizá reconsideró la opción de increpar a esos descerebrados, estúpidos y malcriados niños. Cuando pasaron a mi lado me hubiera encantado decirles unas cuantas cosas. Me pararía a preguntarles si sabrían lo que se siente cuando alguien se burla de ti. Les diría si ellos son más que aquella persona humillada para poder menospreciar del modo en que lo habían hecho. No lo hice. Seguí andando con el estomago revuelto y alegrándome de llevar los cascos y no haber escuchado nada para no haber tenido tentación de partirles la cara o, como mínimo, vomitar sobre ellos de asco. Un poco más arriba di caza a aquella mujer de ojos verdes, justo entrando en el portal de mi casa. Era la vecina de enfrente de mi casa. Amablemente me cedió el paso para subir al primero (lugar donde ambos nos dirigíamos). Tranquilamente ascendí y entré en la corrala. Al llegar a la puerta busqué las llaves; mientras, la mujer entraba en la corrala y se dirigía al corredor de enfrente. Abrió los brazos y un perro (de esos que tienen el pelo blanco y parecido al de las ovejas) se tiró sobre ella mientras movía su cola en señal de alegría. Era admirable como la quería sin importarle en absoluto quién fuera o cómo fuese aquella mujer. Deberíamos aprender de ellos; a no mirar a las personas por sus defectos sino por sus virtudes en todo caso. Pero, sin embargo, yo seguiré mirando a las personas por como son: simplemente personas.

(pq)

Anuncios

2 pensamientos en “Cómo mirar las cosas

  1. Sandra

    Muchas veces la gente no sabe ver la magia que esconden las personas. Hay personitas que irradían una luz completamente mágica, indescriptible, captivante… que sólo un suspiro puede vencerla. Personas que te ofrecen su mano sin esperar nada a cambio, personas que te sonríen cuando vas por la calle, personas que te miran y te ofrecen su alma, personas que simplemente te quieren sin pedirte nada a cambio. Personas, personas, personas, almas errantes sometidas a las exigencias de cuerpos imperfectos que los dirigen y les mandan.Imagínate por un momento ser un alma libre del cuerpo prisionero, ir por donde quisieras, fundirte con otras almas para formar seres casi perfectos… bua! sería maravilloso! casi como crear una poesia completamente fijada, armoniosa, con ritmo, con forma… perfecta.Por suerte, hay almas que se han sabido encontrar y ser una! Te quiero!

    Responder
  2. Dani

    No se me da muy bien escribir poesía o narraciones bonitas, por lo que me limitaré a felicitarte por tu espacio. Las fotos con esos paisajes son preciosos, y los dibujos también. ¿Dónde sacaste las fotos de la carpeta de Verano 05? Porque esos paisajes me han llegado, seguro que algún paisaje muy parecido inspiró a autores que aman la naturaleza como Tolkien.Ánimo

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s