Misericordia

Había una vez una vez un hombre de noble cuna , que después de atravesar el desierto llegó a un poblado lleno de árboles y huertos y lo primero que encontró fue un pozo. Sediento como estaba se acercó para saciar su sed , pero el agua estaba tan profunda , que era inaccesible y nada de su alrededor podía facilitarle el alcanzarla. Por ello decidió sentarse junto al pozo a esperar que pasara alguna cosa confiando en Dios.

Al poco rato , se aproximó una mujer con una jarra asentada en su cadera y una cuerda en la mano. Al verle allí sentado , con una sonrisa le saludó: ” la paz de Dios sea contigo”; y él le respondió:  ” Su paz sea contigo”. La mujer sin decir nada, deslizó de sus manos la cuerda dentro del pozo y atada en un extremo la jarra, la hizo descender lentamente y con cuidado; luego se oyó el chapoteo de la jarra al hundirse en el agua, entonces la mujer alargando el brazo, removió la cuerda para que se llenara el recipiente y empezó a tirar de ella hacia arriba con fuerza y cuidado.

Mientras el hombre sentado al lado del pozo le contaba lo mucho que había viajado y que había conocido todo tipo de pozos, la mujer de cuando en cuando le miraba sin dejar de sonreir y sin dejar de tirar y tirar de la larga cuerda para subir la jarra.

Yo he conocido pozos mucho mas grandes que este y he probado aguas solubres y otras más dulces y parece mentira la gama de sabores que pueda tener el agua (le comentaba el hombre). Ella le dirigía alguna mirada asintiendo sus palabras y al final haciendo un último esfuerzo la mujer cogió por un asa la jarra, la descansó sobre el borde del pozo y recogió la cuerda , agarro la jarra mojada se la plantó al costado y dirigiendo una mirada al hombre le dijo: ” Pues muy bien , estad con Dios..”; y se marchó.

El hombre sin moverse de donde estaba vio como se alejaba la mujer y abatido se dispuso a esperar que Dios en su Misericordia le proporcionara la manera de poder beber agua de aquel pozo. 

 

Anuncios

Un pensamiento en “Misericordia

  1. Sandra

    Muchos lugares recorridos, con centenares de gentes conocidas, pero tan solo una sabe dar la clave para ciertas cosas… para poder continuar viviendo, para poder continuar sonriendo, para poder sacar el agua del pozo imposible de alcanzar. En la larga espera está el resultado mejor, el más deseado, el más preciado…pq BEXITUUUUUUUUUUS!!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s